“Enfermedad no cardiovascular aguda en los pacientes de Unidad de Cuidado Intensivo Cardiovascular y Coronario: ¿se encuentra usted preparado para pasar ronda en estas unidades?”

Francisco Viera Molina MD.

Médico y Cirujano Universidad Nacional de Colombia. Residente de Medicina Crítica y Cuidado Intensivo, Universidad de la Sabana, Bogotá.

 

“Enfermedad no cardiovascular aguda en los pacientes de Unidad de Cuidado Intensivo Cardiovascular y Coronario: ¿se encuentra usted preparado para pasar ronda en estas unidades?

Acute Noncardiovascular Illness in the Cardiac Intensive Care Unit

Eric M. Holland and Travis J. Moss. Journal of the American College of Cardiology. 2017;69(16):1999-2007.

Hace 56 años se acuñó el concepto y se dio apertura a la primera Unidad de Cuidado Coronario en Estados Unidos por el Dr. Desmond Julian, con el objetivo inicial del tratamiento rápido de las arritmias secundarias a Infarto Agudo de Miocardio (IAM). En Colombia, la inauguración de la primera UCI fue en 1969-1970 para el manejo de los pacientes con IAM, con el resultado de la reducción de la mortalidad anual por esta patología al 15%, con una previa que oscilaba entre 30-35%1.

Durante estas 6 décadas, el aumento en la longevidad, la presencia de múltiples comorbilidades en los pacientes, asociado a los avances en diagnóstico y terapéutica han cambiado la forma como se manejan este tipo de unidades. La ausencia de datos actuales, llevaron a los autores a realizar de forma retrospectiva un análisis estadístico multivariado de 1.042 registros de admisión a su unidad en un período de aproximadamente 13 meses, con la finalidad de evaluar su demografía y diferentes desenlaces. Vale la pena aclarar, que en estos diferentes registros se encuentran pacientes con patología médica (70%), quirúrgica programada (26%) y no programada (4%).

¿Qué encontraron?

  1. El principal diagnóstico de ingreso fue síndrome coronario agudo 25%, seguido de insuficiencia cardiaca aguda 15%, enfermedad valvular 10%, diagnósticos no cardiovasculares 14%, y sepsis 5%.
  2. La mediana de estancia en la unidad fue 2 días y 6 días para estancia hospitalaria. Las variables con significancia estadística que se asociaron a un aumento de la estancia en UCI fueron la injuria renal aguda, falla respiratoria aguda, nueva fibrilación auricular y los posoperatorios.
  3. La mortalidad global fue del 12%, durante la estancia en la UCI fue del 7%. El predictor más fuerte de mortalidad fue la presencia de sepsis OR 2.1 (IC95% 1.22-3.58; p=0.0076). Las otras asociaciones fueron con choque cardiogénico, falla respiratoria aguda, paro cardiaco y hemorragia.
  4. La enfermedad renal crónica tuvo significancia estadística como variable para el reingreso al hospital a los 30 días.

En una editorial del mismo número de la revista por Dudzinski y Januzzi2, considerando los resultados encontrados por Holland y Moss, realizan preguntas al lector, enfatizando si como cardiólogos se encuentran familiarizados con el nuevo concepto de sepsis, el manejo de la injuria renal aguda, estrategia vasopresora basada en la evidencia, ventilación mecánica y soporte circulatorio mecánico avanzado, como la oxigenación con membrana extracorpórea (ECMO). Sugiriendo que el manejo y la administración de este tipo de unidades debería cambiar, realizando un manejo conjunto entre cardiólogos e intensivistas, y posiblemente gestión única por especialista en las dos disciplinas.

Puntos para llevar a casa

  • De 100 pacientes en este tipo de unidades, 50 se presentarán sin injuria renal aguda, insuficiencia respiratoria aguda o sepsis, y de estos sólo uno fallecerá.
  • De los restantes 50 que presentan injuria renal aguda, falla respiratoria o sepsis, 11 fallecerán.
  • El reconocimiento temprano de disfunción orgánica e inicio de terapias de soporte es esencial para el manejo de estos pacientes.
  • Se debe evitar el daño iatrogénico que pueda favorecer la aparición de infecciones y sepsis, esta última siendo el diagnóstico que mayor se relaciona con mortalidad.

Referencia:

DOI: 10.1016/j.jacc.2017.02.033

  1. Matiz Camacho H. Historia del cuidado intensivo en Colombia. Revista Colombiana de Anestesiología. 2016;44(3):190-193.
  2. Dudzinski D, Januzzi J. The Evolving Medical Complexity of the Modern Cardiac Intensive Care Unit. Journal of the American College of Cardiology. 2017;69(16):2008-2010.

DESCARGAR PDF

Contáctenos

    Nombre (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Teléfono

    Ciudad

    Empresa

    Mensaje

    Abrir el chat