Memocardio No. 15 «COMPLICACIONES ARRÍTMICAS EN PACIENTES CON DIAGNÓSTICO DE COVID-19»

Autores

Alejandro Olaya Sanchez, Cardiólogo-Electrofisiólogo, director del programa de Cardiología Hospital de San José – Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud.

Alvaro José Villamizar Quintero, Internista, Fellow de Cardiología Hospital de San José – Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud.

La aparición de un nuevo coronavirus a finales del año 2019 conocido como el SARS-CoV-2, causante de la enfermedad llamada coronavirus 2019 (COVID-19) cuyo primer caso reportado en diciembre 8 de 2019 en la provincia de Hubei, China, implicó el inicio de una nueva pandemia (1). Aunque la presentación clínica predominante corresponde a sintomatología respiratoria, desde leve hasta casos graves de neumonía viral y síndrome de dificultad respiratoria aguda, existe un numero creciente de casos de pacientes con compromiso del sistema cardiovascular, particularmente el sistema de conducción cardiaco(1)(2).

La prevalencia de eventos arrítmicos en general se estima en 16.7%, siendo mayor en aquellos con requerimiento de unidad de cuidados intensivos (44.4% UCI Vs 6.9% no-UCI ) (3). La prevalencia de fibrilación ventricular (FV) o taquicardia ventricular (TV) es del 5.9% especialmente en aquellos con elevación de troponina T (TnT) (17.3% TnT elevada vs 1.5% TnT normal) y se han reportado casos de fibrilación auricular de novo (4)(5)(6). Aunque no se han publicado los tipos específicos de arritmias en las cohortes de pacientes COVID-19 positivos, datos previos de infección por el SARS-CoV, virus que pertenece a la misma familia del SARS-CoV-2, mostraron que la taquicardia sinusal es la arritmia más frecuente (72% incidencia) con una duración y frecuencia cardiaca (FC) promedio de 12.7 días y 117 latidos por minuto (lpm), respectivamente, y una persistencia de la misma en el 40% de pacientes hasta 30 días posterior al alta hospitalaria (2). También se documentó una incidencia de bradicardia sinusal del 14.9% con una duración y FC promedio de 2.6 días y 43 lpm, respectivamente (2). Los mecanismos propuestos para generación de arritmias son: (a) Inestabilidad eléctrica secundario a hipoxemia, tormenta de citoquinas, miocarditis, activación catecolaminérgica y trastornos electrolíticos (hipopotasemia, hipomagnesemia e hipocalcemia); (b) Uso de medicación asociada a prolongación del intervalo QT (azitromicina, hidroxicloroquina, lopinavir y ritonavir); y (c) daño directo del virus al sistema de conducción cardíaco(2)(5)(7).

Los pacientes con evidencia de lesión miocárdica tienen hasta 5 veces mas riesgo de presentar una TV/FV, especialmente en aquellos que reciben terapia con azitromicina, hidroxicloroquina, lopinavir/ritonavir (6). Por lo cual es necesario un estricto seguimiento electrocardiográfico (ECG), con especial atención al intervalo QT(iQT) corregido (QTc), tomando como límite superior 470ms en hombres y 480ms en mujeres, debe ser corregido en presencia de QRS ancho con la fórmula: QTc – (QRS – 100ms) y se debería medir en las derivaciones DII o V5 (8). Se deben vigilar y corregir, si es posible, factores asociados a prolongación del iQT como: a) hipopotasemia, hipocalcemia e hipomagnesemia; b) Evitar uso conjunto de medicación asociada a prolongación del iQT (https://www.crediblemeds.org/); c) hipoxemia, hipotermia, hipotiroidismo e isquemia miocárdica;  d) Historia personal o familiar de síndrome de QTc congénito(8). Es necesario un seguimiento por ECG antes y después de iniciar medicamentos (24 a 96h después), evitando el uso de estos fármacos en aquellos con iQT basal >500ms, suspendiendo los medicamentos si el iQT se prolonga >500ms o aumenta >60ms respecto al basal (8).

En pacientes con canalopatías como el síndrome de  QT largo congénito aplican las mismas recomendaciones previamente descritas (9). En el síndrome de Brugada la fiebre debería ser manejada de manera agresiva, evitando el uso de medicamentos contraindicados (https://www.brugadadrugs.org/), especialmente en aquellos con patrón tipo 1 espontaneo, y en pacientes con antecedente de taquicardia ventricular polimórfica catecolaminérgica se debe continuar terapia beta bloqueante y evitar de ser posible el uso de fármacos catecolaminérgicos (soporte UCI), prefiriendo la milrinona (9). Los individuos con síndrome de QT corto congénito no se considera que estén en particular riesgo de desarrollo de arritmias y el enfoque debe ser igual al de la población general (9).

______

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Bansal M. Cardiovascular disease and COVID-19. Diabetes Metab Syndr Clin Res Rev [Internet]. 2020;14(3):247–50. Available from: https://doi.org/10.1016/j.dsx.2020.03.013
  2. Kochi AN, Tagliari AP, Forleo GB, Fassini GM, Tondo C. Cardiac and arrhythmic complications in patients with COVID-19. J Cardiovasc Electrophysiol [Internet]. 2020 Apr 13;(April):1–6. Available from: http://doi.wiley.com/10.1111/jce.14479
  3. Wang D, Hu B, Hu C, Zhu F, Liu X, Zhang J, et al. Clinical Characteristics of 138 Hospitalized Patients with 2019 Novel Coronavirus-Infected Pneumonia in Wuhan, China. JAMA – J Am Med Assoc. 2020;323(11):1061–9.
  4. Guo T, Fan Y, Chen M, Wu X, Zhang L, He T, et al. Cardiovascular Implications of Fatal Outcomes of Patients with Coronavirus Disease 2019 (COVID-19). JAMA Cardiol. 2020;2019.
  5. Madjid M, Safavi-Naeini P, Solomon SD, Vardeny O. Potential Effects of Coronaviruses on the Cardiovascular System: A Review. JAMA Cardiol. 2020;10:1–10.
  6. Liu PP, Blet A, Smyth D, Li H. The Science Underlying COVID-19: Implications for the Cardiovascular System. Circulation [Internet]. 2020 Apr 15;CIRCULATIONAHA.120.047549. Available from: https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/CIRCULATIONAHA.120.047549
  7. Lakkireddy DR, Chung MK, Gopinathannair R, Patton KK, Gluckman TJ, Turagam M, et al. Guidance for Cardiac Electrophysiology During the Coronavirus (COVID-19) Pandemic from the Heart Rhythm Society COVID-19 Task Force; Electrophysiology Section of the American College of Cardiology; and the Electrocardiography and Arrhythmias Committee of . Circulation [Internet]. 2020 Mar 31;CIRCULATIONAHA.120.047063. Available from: https://www.ahajournals.org/doi/10.1161/CIRCULATIONAHA.120.047063
  8. Giudicessi JR, Noseworthy PA, Friedman PA, Ackerman MJ. Urgent Guidance for Navigating and Circumventing the QTc-Prolonging and Torsadogenic Potential of Possible Pharmacotherapies for Coronavirus Disease 19 (COVID-19). Mayo Clin Proc [Internet]. 2020 Apr;(February 2019):1–13. Available from: https://linkinghub.elsevier.com/retrieve/pii/S002561962030313X
  9. Wu C-I, Postema PG, Arbelo E, Behr ER, Bezzina CR, Napolitano C, et al. SARS-CoV-2, COVID-19 and inherited arrhythmia syndromes. Hear Rhythm [Internet]. 2020; Available from: https://doi.org/10.1016/j.hrthm.2020.03.024

 

Contáctenos

    Nombre (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Teléfono

    Ciudad

    Empresa

    Mensaje

    Abrir el chat